Sincronicidad, el orden oculto del universo (con Jose Luis Andicoberry)

Sincronicidad, el orden oculto del universo (con Jose Luis Andicoberry)

Audio not available. Try it later.
Preparing audio download

Preparing audio to download.

Sponsored listening. Audio will begin within seconds...

Escucha sin esperas

Hazte Premium

X

Sincronicidad, el orden oculto del universo (con Jose Luis Andicoberry) description

universo paranormal parapsicología psicología enigmas desconocido orden einstein casualidad fisica cuantica sincronicidad pauli rupert sheldrake campos morfogenéticos coincidencia carl gustav jung causalidad bohm


This audio is liked by: 24 users

Comments

_('Imágen de usuario')
Mywarp

... Uff. Si yo contara... Desde que tenía 6 años en que tuve durante mucho tiempo la "certeza" de que cierto suceso ocurriría... y ocurrió. Tendría para escribir varios libros. De hecho, compré los dos ejemplares que Raquel y José Luis tienen publicados: "La Urdimbre, una visión sobre la sincronicidad", que ya leí hace dos años, y "Sincronicidad, la energía del anhelo", éste aún no lo he leído pero sólo porque ahora no dispongo del tiempo suficiente para "empaparme" de él. Es más, he puesto en práctica la sugerencia que se menciona en La Urdimbre (la analogía del campo de trigo) con anhelos que he deseado en mi vida... y los resultados, al menos en un par de ocasiones, fueron más que sorprendentes... ¡Increíbles! "La Urdimbre": precioso nombre, por cierto, y muy adecuado para definir el conjunto de las sincronicidades. He de decir que desde siempre he sido una persona muy intuitiva y muy receptiva, y que las sincronicidades ocurren en mi vida tan a menudo como pueden ser dos o tres veces al día... Luego, de repente, paran, y por una temporada todo parece estar "tranquilo", hasta que, otra vez... llegan sin más... y empieza la "acción". Es maravilloso. Y los "presentimientos" e "intuiciones" que hacen que busque respuestas a preguntas que me surgen de manera no prevista sobre acontecimientos que aún no han sucedido, y de los que, por supuesto, no tengo ni idea de que vayan a suceder, sólo sé que "algo, lo que sea y como sea" va a suceder, como por ejemplo, ocho días antes del accidente del tren Alvia, de Santiago de Compostela. O "coincidencias" con la elección al azar de ciertas cosas que un año y tres meses después (así ha sido en uno de los últimos sucesos en mi vida) resulta confirmado, porque "era" y "es" la mejor opción... ¡y con dejavú incluido en el momento de la vivencia!... ¡Y eso que sólo fue una elección "al azar"! Como digo, podría contar miles... y digo, de verdad, miles de sucesos. No exagero. Pensé en apuntarlos, como hacía Raquel... ¡pero me ocurre tanto que no dispongo de tiempo suficiente para ello! Así que, simplemente, lo vivo cuando "la casualidad" se presenta... lo anhelo cuando lo deseo y dejo que suceda... o dejo que "venga" cuando lo intuyo... Sobre esto último, con los años he aprendido algo: si la intuición me presiona incomodándome, me causa malestar o, al punto de suceder lo que sea que deba ocurrir, ella me dice que no lo haga, que no vaya, que no me mueva, que no me gire, que no lo toque... aunque la razón y la lógica me sugieran todo lo contrario, simplemente, la intuición manda y yo la obedezco. Sin más. Ello me ha evitado, al menos en dos ocasiones, un par de accidentes de coche. Así de claro. De la misma forma, la obedezco cuando sucede lo contrario, por supuesto: la razón y la lógica insisten en que "no es posible", y la intuición me susurra "sigue, sigue". Ojalá lo hubiera hecho antes, y tal vez mi vida hubiera ido mejor... o no... ¿tal vez debía vivir lo que ahora estoy viviendo? Cada vez más, tengo la certeza de que sí, de que me tocaba esto, lo que vivo hoy, pero no por una simple cuestión de destino, que muchos me dirían, sino de creencias, o, más bien, con exactitud, de la energía que esas creencias mueven. Hubo veces, cuando era muy joven, que pensaba en ello como una especie de "don", pero cuando oía historias de otras personas, me daba cuenta de que "eso" tenía que ser algo más grande y más importante, algo más global relacionado con el ámbito de lo científico, y por supuesto, nada personal... lo cual, sinceramente, me alegraba, pues necesitaba hablar de ello. Y bueno, pues aquí lo estoy diciendo... ¡y es muy liberador! Hay personas a las que he contado alguna que otra cosilla de todo esto, y su respuesta es, en primer lugar, el silencio, y después me miran como si acabara de llegar de Marte o de alguna institución psiquiátrica. Así que, a callarme otra vez. Con el tiempo, he querido saber más, y me he hecho con otros libros relacionados con esta materia, y derivan siempre hacia el estudio de la Física, en particular, la Física Cuántica. También hay películas, como "Código Fuente" o "Next" (las he visto un par de veces), o también "El atlas de las nubes" (ésta no la he visto, pero me la han recomendado) que tratan desde distintos enfoques estos fenómenos tan "extraños". Como digo, es maravilloso, a pesar de que, en ocasiones, las intuiciones pronostiquen algún suceso triste o terrible; ojalá se pudiera trabajar con esas intuiciones para evitarlos, parecido a lo que sucede en el film de "Código Fuente". Tengo la absoluta seguridad de que si la humanidad evoluciona y no se destruye a sí misma (ahora que Donald Trump será presidente de los EEUU, Putin en Rusia, Netanyaju en Israel... Irán, Arabia Saudí, Corea del Norte, China... armas nucleares... en fin), llegará un día en que la Física Cuántica se convierta en nuestro fundamento de vida y podremos, por ejemplo, trasladarnos de un sitio a otro sólo con la energía del pensamiento, tal y como ya sostenía la escritora Louise L. Hay en sus libros, o "mover" con toda naturalidad la energía mediante el anhelo para que voluntariamente se dé un suceso o una sincronicidad, término que introdujo en su momento Carl Gustav Jung. Así que, sólo puedo terminar de una forma, y es anhelando que la buena energía mueva las acciones de cada persona en este mundo. Sólo la buena. Siempre.

_('Imágen de usuario')
Miquel Figueroa

Muchas gracias Gastón. Saludos!

_('Imágen de usuario')
Gastón

Muy buen programa, muy interesante. Saludos desde Argentina.

_('Imágen de usuario')
Miquel Figueroa

Wow! No me extraña que te impactara... otra persona se lo hubiese tomado como una "señal" de que debíais compartir el piso o vete tú a saber. Me llama la atención que una coincidencia tan notable se quede en eso y no tenga más trascendencia, por lo menos aparentemente. Muchas gracias por contarnos la historia!

_('Imágen de usuario')
Tintazul

Si, aquí va la historia ---- Esto ocurrió hace bastantes años, yo había estado viviendo con mi pareja algún tiempo pero las cosas no funcionaban así que decidimos separarnos. Una tarde, él pasó por casa para recoger algunas cosas que aún tenía en el piso y nos pusimos a hablar sobre nuestros futuros planes. La verdad es que yo no tenía nada previsto, y casi sobre la marcha le comenté la posibilidad de alquilar una habitación a una chica para compartir gastos y al mismo tiempo tener algo de compañía. ----- Ese mismo día, poco después de haberse ido él, sonó el teléfono. Era una voz de chica preguntando si era allí donde alquilaban una habitación. Yo me quedé muy sorprendida y le pregunté quien le había dado mi número de teléfono. Me dijo que lo había visto publicado en un periódico local en la sección de anuncios. Me sorprendió tanto la “coincidencia” que a pesar de que aún no tenía muy claro que quisiera compartir piso, decidí quedar con ella. Al día siguiente cuando llego esta chica a casa y le conté la extraña coincidencia, a ella también se sorprendió. Miramos el número que había marcado y aún tenía anotado en su agenda y no se parecía en nada al mío. La verdad es que tampoco tuvo mayor trascendencia pues finalmente no vivimos juntas. Pero a mí personalmente me impacto mucho.

_('Imágen de usuario')
Miquel Figueroa

Muchas gracias Tintazul. ¿Podrías explicarnos en qué consistió aquella experiencia?

_('Imágen de usuario')
Tintazul

Yo estoy totalmente convencida de que la sincronicidad existe porque hace años viví una experiencia que es imposible tomarla como simple casualidad. Lo más curioso es que esa sincronicidad se dio con una persona a la que no conocía de nada. Desde entonces he vivido otras situaciones menos relevantes pero que no dejan de ser curiosas. ------- Excelente audio.

_('Imágen de usuario')

Listas relacionadas

Memoria  Y Concentración Memoria  Y Concentración Memoria  Y Concentración Memoria  Y Concentración

Memoria Y Concentración

Recopilación de audios sobre Memoria Y Concentración


Usamos cookies para que la web funcione, personalizar contenido, analizar trafico, mostrar anuncios personalizados y para integrar redes sociales. Compartimos información con nuestros partners de analítica, publicidad y redes sociales para el registro. Si pulsas “Aceptar” o continuas navegando, aceptas su uso.


Más Información